¿Qué es la aromaterapia?


La Aromaterapia es la terapia más antigua del mundo. Ha existido desde siempre, puesto que las plantas no han dejado de ser utilizadas nunca como condimentos, medicamentos y ritos.

La Aromaterapia utiliza los aceites esenciales obtenidos de las plantas, para tratar tanto una gran variedad de enfermedades, como sus efectos sobre la mente y las emociones.

La mayor parte de los aceites esenciales se obtiene mediante destilación por arrastre de vapor de agua a baja presión.

Para lograr el mayor efecto terapéutico, los aceites esenciales, se aplican sobre la piel y se hacen penetrar mediante masajes, se inhalan o se utilizan en el baño. Ocasionalmente son de uso interno, pero solo con gran precaución y siguiendo las instrucciones de un terapeuta.

Todos estos aceites esenciales son muy útiles y aconsejables en los meses de verano, ya que están especialmente indicados para casos de picaduras, mareos, insolaciones o sudor excesivo, así como para ambientar y tonificar el cuerpo.

Os dejamos algunos de estos ejemplos realmente interesantes:

ALBAHACA: es ideal para personas responsables, estresadas por su trabajo y con insomnio.

Se aconseja en casos de decaimiento y fatiga física o mental, ya que favorece la concentración, actúa sobre las emociones y eleva el ánimo.

ÁRBOL DEL TÉ: proviene de Australia y es casi un " Curalotodo " para la piel, con muchas propiedades y sin ninguna toxicidad. Aplicado sobre la piel es ideal para hongos y bacterias. Una gota sobre la ropa interior o el salva slip protege de infecciones. Es un remedio natural para eliminar las antiestéticas verrugas, combinando 1 gota de limón con 2 del árbol del té (aplicar diariamente y cubrir con una gasa). Para piojos, agregar unas gotas al champú. Para aftas y llagas agregar una gota al dentífrico o hacer enjuagues con un poco de agua. Etc.

CIPRÉS: muy recomendable en baños y mezclada con el geranio a partes iguales. Excelentes resultados para activar la circulación, tratamiento de varices, hemorroides, celulitis.

EUCALIPTO: antiséptico y balsámico general, muy útil para combatir los resfriados, ideal para la inhalación de vahos.

GERANIO: unas gotas en la nuca y en las sienes servirán para tonificar y perfumar. Es un excelente repelente de insectos.

LAVANDA: considerada como la reina de las esencias por su gran versatilidad, resulta indispensable tenerla a mano en el botiquín casero. En caso de quemaduras regenerará la piel. Indicada en calambres, contracturas y espasmos, acné, insomnio. Unas gotas en la almohada ayudan a conciliar el sueño.

LIMÓN: Es excelente antiséptico atmosférico y un ambientador natural y refrescante. Aplicado directamente sobre una herida, ayuda a cortar la hemorragia.

MENTA: gran poder tonificante. Debe utilizarse en pequeñas dosis pues su olor es muy potente. Si tenemos las piernas cansadas podemos darnos un baño con unas gotas de menta, es muy reparador.

ROMERO: dice el refranero popular que de las virtudes del romero se podría escribir un libro entero, son muy importantes sus propiedades tonificantes y circulatorias. Muy útil para prevenir la caída del cabello, diluyendo unas gotas en aceite de almendra para hacer un masaje en el cuero cabelludo.

ACEITES VEGETALES

ACEITE DE ALMENDRAS: se utiliza como base para las formulaciones de aromaterapia. Aporta suavidad a la piel y penetra muy bien.

ACEITE DE ROSA MOSQUETA: es un regenerador celular muy rico en ácidos grasos esenciales. Nutritivo y cicatrizante por excelencia.

50 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo